Ir al contenido principal

Mi experiencia como escritora en la Feria del Libro de Madrid 2021 #FLMadrid21

 

Conocí por vez primera la Feria del Libro que se celebra en el Parque del Retiro de Madrid cuando era jovencita, con unos trece o catorce años, siendo ya una lectora voraz de libros escritos para adultos, porque en mi época de adolescente no existía la maravillosa variedad de libros escritos para este grupo de edad como existe hoy día. A partir de entonces, iba todos los años hasta que me fui a vivir lejos de Madrid. En esas primeras veces, cuando me acercaba a las casetas me paseaba feliz y nerviosa tocando libros, abriendo y ojeando sus páginas, curioseando portadas, leyendo sinopsis, contemplando las fotografías de las personas que los habían escrito… casi casi como un niño en una tienda de caramelos; me encantaba ver las filas de casetas y los montones de libros unos detrás de otros, el olor a papel, el crujido de los ejemplares nuevos, aunque, eso sí, mi magra economía no me permitía adquirir ninguno

Recuerdo que hasta que no fui ya más mayor no me fijé en los escritores y escritoras que se acercaban a firmar ejemplares de sus obras. Un día empecé a sentir interés o simpatía por las personas responsables de los textos que tantas horas me permitieron disfrutar, volar y ser libre de mi propia realidad; algunas de ellas me fascinaban casi hasta el delirio: personas en apariencia normales que eran capaces de juntar palabras para crear mundos tan increíbles, tan fabulosos, tan adictivos. Para mí quienes eran capaces de hacer esto debían tener un don, ser especiales, algo fuera de lo normal… Los veía junto a los ejemplares de sus creaciones escuchando con semblante serio o sonriente y agradecido a sus lectores mientras firmaban un garabato más menos legible dedicado especialmente para la persona que se lo solicitaba.


 Siempre fui una voraz lectora tal como he dejado caer más arriba. Leía novedades y releía clásicos como si no hubiera un mañana, disfrutando, cuestionando finales y protagonistas, imaginando otros derroteros para los personajes que más me fascinaban, discutiendo con aquellas amistades que eran tan amantes de esas historias como yo… pero jamás, insisto, jamás pensé que un día llegaría a escribir yo misma los libros que otras personas leerían. 


Ya habían nacido mis dos hijos, ya tenía mi vida totalmente hilvanada y casi con un pespunte definitivo cuando todo se rompió y se hundió a mi alrededor. La vida es así, es esto. Este dolor nuevo me encaminó a necesitar contar algo, expresarme, gritar con las palabras y un día me vi sentada frente a un teclado, escribiendo unas líneas. Esas me llevaron a otras, a muchas más y me descubrí escribiendo una historia que se me fue de las manos y creció, tomó vida de tal forma que se convirtió en algo tan grande que no me quedó más remedio que llamarlo novela. Los nombres propios, sobre todo esos que se aplican a grandes cosas de la vida, siempre me dan vértigo y me llevan a verme pequeña e insignificante. Pero era una novela. Y quería que la leyeran; escribí más, ya no podía parar, ya no me entendía sin escribir. Mi nueva afición me sobrepasaba y pedí ayuda profesional que se me brindó con cariño y humanidad de la mano de María Jesús Romero; gracias a ella todas las puertas que durante años permanecieron cerradas a mis historias, por fin, se abrieron. Y un día, de eso hace poco, me llamaron escritora y me sentí bien.
      Un sueño hecho realidad. El pasado fin de semana del 11 y 12 de septiembre fui a la Feria del Libro de Madrid en su 80 edición y esta vez acudí como escritora, a firmar en dos casetas y dos días, de la mano de la Editorial Edhasa y de su editora Penélope Acero. ¡Cuarenta años después de pisar por primera vez la Feria del Libro de Madrid como lectora, acudía a firmar ejemplares de mi novela “La fosa” como autora! Para una persona como yo, que no concibo mi vida sin libros, ponerme al otro lado de esas casetas, mostrar una novela de la que me siento muy feliz y orgullosa de haberle dado la vida, ha sido una sensación maravillosa. En principio reconozco que me invadió cierta ansiedad por si no venía nadie a ojear mi obra y pedir mi firma, nervios, en definitiva, aunque también responsabilidad. Pero, rápidamente, todo se tornó en un ir y venir, firmar y dedicar ejemplares, fotos con personas amigas y desconocidas que quieren aparecer contigo mientras sostienen tu libro como un trofeo, charlas y risas, ilusión. Dedicatorias personales, cariño y mucho amor por los libros. Maravilloso. Estar en esas casetas me ha dado una visión nueva de este mundo… Agradezco a todas esas personas que se acercaron a la Feria buscando mi novela, mi firma, aguantando en las puertas de acceso unas colas interminables, algo que podían convertir la experiencia en un pequeño infierno, con un sol de justicia y un calor insufrible. No todos los que vinieron a verme consiguieron llegar a tiempo, lo sé y lo siento, lo lamento muchísimo.
      Esos dos días en la Feria, cómo no, también me paseé por otras casetas y vislumbré a los autores y autoras que firmaban, observé sus rostros, sus gestos y regresé a la ilusión que me embargaba cuando fui aquéllas primeras veces a esa misma Feria del Libro en el Retiro de Madrid. Y, por supuesto, compré libros, pedí dedicatorias y me asombré al ver colas interminables de incondicionales ante ciertas casetas con escritores y escritoras firmando uno tras otro, personas a las que yo también admiro y leo; incluso, conocí y charlé con varias de ellas, tuve esa suerte. 
      Soy lectora, amo los libros, amo leer, sumergirme en un mundo creado por personas que un día necesitaron escribir, contar, expresar, volcar sus sentimientos y recrear mundos imaginarios; historias que me tocan el corazón, que me emocionan, me embargan, me hacen llorar, reír, sentir miedo, ilusionarme… Adoro esa sensación ante un libro. Ser capaz de conseguir esto es magia para mí. Hace unos cuantos fines de semana, casi a mediados de septiembre, yo formé parte de esa magia con quienes escriben y con quienes leen. Gracias por darme la oportunidad de vivir algo así. Espero regresar más veces.
Lola Montalvo
29 septiembre de 2021

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reseña de Historia de una Enfermera

Historia de una Enfermera, es un libro que narra con enorme sencillez y en algunos momentos hasta con descarada claridad, la vida de una enfermera tanto en lo privado, como en el ejercicio de su profesión en una unidad de un hospital cualquiera.  Pone de manifiesto sus temores, ilusiones, recelos, su angustia en momentos delicados, sus cuestionamientos, sus sentimientos de amor, odio e incluso envidia. Su generosidad y sacrificio. Todo ello, sin olvidar los momentos de crispación, frustración, cansancio y hartazgo hasta el punto de plantearse en algunas ocasiones dejar la profesión. Marian, el personaje central, es una enfermera que te atrapa. Sincera, amena, a veces divertida y muy humana pone de manifiesto su vocación y sentir ante el sufrimiento, la enfermedad y la muerte. “Algo” que es muy necesario de cara al público, para dar a conocer una profesión que casi siempre ha sido “invisible”.  Lo hace con gran realismo, haciendo que el lector, si es de la misma profesión

REBAJAS DE ENERO: ¡¡Regalo mis novelas a quienes deseen leerlas!!

Sí, tal como lo estáis leyendo: regalo mis tres novelas en formato básico para e-reader, en ebook. Las tres novelas que tengo publicadas hasta ahora, que son, por orden de publicación: « A AMBOS LADOS » « A TRAVÉS DEL PASADO » « SANATIO »        Para que decidirte te resulte más fácil (si no te decides por las tres), en este enlace tienes la sinopsis de cada una de ellas. Y en este otro , las reseñas que me han hecho diversas webs literarias y lectores. A ver cual es la que más te emociona..., ¡alguna tiene que ser!       Tal como he explicado en otros espacios el motivo de esta revolución de regalos literarios es que hay crisis, nadie me publica y nadie me compra... COMO MI ÚNICO OBJETIVO HOY DÍA COMO ESCRITORA ES QUE LAS PERSONAS ME LEAN, PUES HE DECIDIDO REGALAR MIS NOVELAS EN FORMATO DIGITAL.         ¿Cómo se puede hacer alguien interesado con ellas?       Muy fácil, pincha en el título que más te interese y te llevará al enlace de Lulú.com en donde las he colg

«La fosa» mi nueva novela

  Hace unos días ha llegado a las librerías mi nueva novela cuyo título es «La fosa», publicada por la editorial EDHASA en su colección Narrativas Contemporáneas (julio 2021). Se presenta en formato libro en papel con tapa dura y tiene 432 pp.        Esta novela terminé de escribirla en 2016 y así he querido que permaneciera, es decir, con la ambientación y la situación de la Memoria Histórica que existía en esos días. Mi intención es que se  aprecie lo mucho que ha evolucionado el tema en todos estos años.          Argumento (ficha de la página de EDHASA) : «Ya ha comenzado la excavación de la fosa. Está junto al cementerio, en Castillejos de la Sierra, Sevilla. Y a la exhumación se suma Mar Torralba, una reconocida y reputada antropóloga forense. Llega al pueblo acompañada de su sobrino Dani, mudo desde que, hace poco, su madre ha sido asesinada a manos de su padre.     Mar está dispuesta a recuperar todos aquellos cuerpos que allí yacen sepultados. Represaliados del franquismo en 1