Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2011

SANATIO: Capítulo VIII

Relación de Capítulos publicados hasta ahora con sus enlaces en la barra lateral del blog
Tierras de lusitanos y vetonesEl frío era muy intenso. La lluvia había dado paso a la nieve un par de horas atrás; un manto blanco se dispuso a cubrir los montes y el bosque que quedaba a sus espaldas empezó a encanecer sus copas. Los caballos piafaban inquietos y por sus ollares salía su respiración convertida en columnas de nubes blanquecinas. Aún faltaban algunas horas para que anocheciera, pero la nieve impedía una marcha ligera como era su intención. Le habría gustado avanzar unas millas más, aunque consideró más oportuno acampar donde estaban, fundamentalmente por la proximidad del río y la situación elevada de un pequeño cerro bastante amplio, idóneo para sus necesidades defensivas. Marco Galerio hizo una seña a su centurión, Aulo Emilio.       —Vamos a acampar aquí, dispón todo.       —Como ordenes, tribuno.       El centurión levantó el brazo derecho a modo de saludo y giró su montura en di…

RESEÑA DE «A TRAVÉS DEL PASADO» EN EL BLOG "TABERNA LIBRARIA"

Esta tarde he de cortar un momento el hilo de la historia de Sanatio para contaros algo relativo a mi otra gran joya de la literatura -porque para mí todos mis libros lo son-, de A TRAVÉS DEL PASADO, novela policíaca, novela negra o thriller, como mejor os parezca, porque en todos los géneros se puede clasificar.
La autora del Blog de Literatura, TABERNA LIBRARIA, Esperanza Redondo, se ha leído mi novela en el ordenador en la versión on-line gratuita que tengo en LibroVirtual.org y ha escrito una reseña. Por supuesto, no me lo esperaba y os podéis imaginar la sorpresa que me he llevado cuando ella misma me lo ha dado a conocer. Paso a dejaros el enlace de la reseña que podéis leer en su blog, no me atrevo a transcribirla aquí porque es su blog y no me ha dado permiso para ello.

Os recuerdo que mi novela está disponible en Bubok y en Lulú y que podéis ver en el apartado MIS NOVELAS, de este blog, pero recordad que yo lo vendo un pelín más barato vía correo certificado, con gastos de e…

SANATIO: Capítulo VII

Relación de Capítulos publicados hasta ahora con sus enlaces en la barra lateral del blog Capítulo VIIEsa mañana amaneció fría pero muy soleada. Hipia la llamó más temprano de lo habitual para empezar a preparar las viandas que conformarían la cena que celebraría el amo al día siguiente con dos invitados de la familia, según le explicó. La esclava estaba agotada. Su paseo por la noche se había alargado más de lo previsto y el tiempo que había conseguido conciliar el sueño había estado plagado de pesadillas de las que apenas recordaba algunos retazos sueltos. Rostros cubiertos, luces cegadoras, agujas clavadas en su carne. Sacudió la cabeza intentando despejarse y olvidar la angustia de sus terribles sueños. Recordó la incómoda situación en la que se vio envuelta, sin querer, con el amo. Le angustiaba la idea de volver a verlo, de enfrentarse a su mirada. No se podía imaginar cómo reaccionaría él, pero ella prefería hacerse a la idea que había sido un sueño o que, mejor aún, nunca había…

SANATIO: Capítulo VI

Relación de Capítulos publicados hasta ahora con sus enlaces en la barra lateral del blog
Capítulo VIArtemidoro había conseguido una casa impresionante en el centro de Hispalis, muy cerca del foro, tras la basílica. De dos pisos, amplias habitaciones, enorme patio interior con plantas de todo tipo y cuatro fuentes, una en cada esquina que refrescaban de forma muy eficaz en los calurosos días de verano, un jardín que circundaba todo el perímetro de la domus lleno de árboles frutales, paredes bellamente decoradas por pintores locales y mosaicos que nada tendrían que envidiar a los que pudieran poseer los más nobles senadores de Roma. El decurión[1] que amablemente se lA había «cedido», poseía otra casa cerca del río de dimensiones algo más reducidas, pero no menos esplendorosa en su factura y, según afirmaba mientras ordenaba recoger sus pertenencias a toda prisa a sus veinte esclavos, se sentía más que honrado porque el noble cuestor Marcelo se alojara en su humilde morada, la que esper…